Muerte inesperada. ¡Kiko Hernández en shock! «Era su gran amor»

| |

Rocío Flores, la hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores, está pasando unos días realmente difíciles, por eso su único consuelo es que está a miles de kilómetros de distancia, viviendo una experiencia única como «superviviente».

Con respecto a su madre, Rocío Carrasco, se enteró de lo sucedido en España mientras estaba en la gira del nuevo musical dedicado a su madre, Rocío Jurado.

Un fallecimiento repentino

Desgraciadamente, tenemos que hablar de la muerte de Enrique García Vernetta, quien para los que no lo conocen, fue el primer gran amor de «la más grande». Hay que decir que Rocío Jurado encontró en Vernetta un amor incondicional que seguramente marcó una parte fundamental de su vida. Esto escribía la especialista en el mundo del corazón, Pilar Eyre, en la revista Lecturas:
«Era un buen chico, guapo e irresistible, que vivió con Rocío Jurado un amor tormentoso durante 12 años.«

Pero, ¿Quién era realmente Enrique Vernetta?


Según los cronistas de la época, Enrique era boxeador de profesión y había asegurado en varias ocasiones que la madre de Rocío Carrasco le había llamado para huir juntos, el día antes de su matrimonio con Pedro Carrasco. Como era de esperar, estas y otras declaraciones no agradaron a la cantante ni a su séquito, ya que le trajeron problemas al hacerse públicas.

Tanto madre como hija han vivido de forma muy distinta esta noticia, de hecho la han escuchado desde distintos continentes y en un momento bastante complicado porque estos días se ha hecho pública la sentencia condenatoria de la paliza que parece ser que le propinó Rocío Flores a su madre cuando sólo tenía 15 años. Descanse en paz Enrique.

Anterior

¡Tremendo lío en Sálvame! Kiko Hernández humillado. Y es por esto

«Prefiero que se vayan». Esto cuentan los nuevos vecinos de Chabelita y su novio Asraf Beno

Siguiente